Coffee Break

Esta semana, festiva para muchos, es tiempo de descansar, de aprovechar y pasar tiempo con la família, con los amigos, de irnos a la playa, a la montaña,.. en definitiva, de hacer actividades fuera de la rutina del día a día que nos permitan sobretodo desconectar!

Aun así, he echado la vista atrás y me he fijado en una rutina que solemos tener en el trabajo y que nos permite unos momentos de desconexión y de contacto con el resto de compañeros. Se trata del coffee break o la pausa que hacemos muchos a media mañana.

El artículo de hoy tratará este tema.

Todas las personas necesitamos de una pausa a lo largo de la jornada laboral para desconectar del trabajo y recuperar energías.

Un descanso no tiene que significar necesariamente una pausa para tomar un café. A veces dar un pequeño paseo para tomar el aire, sentarse a charlar en la sala de descanso de la oficina o leer un libro pueden ser formas de romper con la concentración y oxigenar la mente.

“El concepto de coffee break se ha instalado en la cultura de las empresas y ya va mucho más allá del simple acto de tomar un café a media mañana”

El carácter social en un equipo de trabajo conjuntado es esencial, y conceptos como el employee engagement cada día toman más relevancia y son tratados con mayor detalle por las empresas.

Descansar en la sala de máquinas de café que tenga la empresa uno solo será un excelente ejercicio a nivel de productividad laboral, pero hacerlo en compañía será doblemente eficaz para la empresa por la mejora del clima laboral que se respira en sus oficinas. Es un intangible que el resto de trabajadores palpará y que atraerá cada vez a más adeptos a la filosofía del coffee break.

sandwich with cup of coffee

¿Coffee break o un descanso para desayunar?

No hay que confundir ambos conceptos, en el sentido de la socialización hacer un coffee break en las distintas máquinas de café de la empresa o bien salir a desayunar en el bar más próximo tienen efectos similares. Ahora bien, en cuanto al rendimiento laboral, un descanso prolongado también requerirá posteriormente de un tiempo mayor de readaptación de los sentidos y la concentración para volver a la máxima eficiencia laboral.

En cierto modo, podríamos establecer una analogía con hacer una siesta.

“Una siesta de 20 minutos puede ser perfecta para despejar la mente y recuperar energías, una siesta de más de 30-40 minutos acabará por adormecernos más de lo que estábamos antes”

Esta situación a buen seguro que nos ha pasado a todos y la hemos comprobado por nosotros mismos. Así, acudir a las máquinas de café de la empresa para romper con el trabajo 10-15 minutos es excelente de cara a recuperar la capacidad de concentración y estirar las piernas un poco para favorecer la circulación.

Cuando el tiempo de descanso supera estos 15 minutos pasaríamos a hablar de un parón para el desayuno, y con él se perdería el carácter de continuidad en nuestras tareas laborales, teniendo que recuperar el hilo tras la pausa.

Así pues, ya véis las razones por las cuales este “coffee break” a media jornada de trabajo es más que positiva, tanto para romper con la rutina y recuperar la concentración, así como para permitir cierta “socialización” con el resto de colegas.

Decidme, ¿soléis hacer “coffee breaks”?

Tortilla de espárragos trigueros

Vuelven la temporada de espárragos trigueros, y con ellos, una variedad infinita de platos donde añadirlos.

La de hoy, es una facilísima y buenísima opción para una cena en la que la poca disponibilidad de tiempo no tengan porqué comprometer una opción saludable y equilibrada.

A por la receta!

TORTILLA DE ESPÁRRAGOS TRIGUEROS con patata rallada y cebolla

Ingredientes:

- 3 huevos

- 10 espárragos trigueros

- 1 cebolla

- 1 patata

- Aceite y sal

Tortilla de espárragos

Elaboración:

1- Cortamos la cebolla a daditos

2- Limpiamos los espárragos y los troceamos en partes de 5cm aproximadamente

3- Calentamos una sartén a la que habremos añadido un chorrito de aceite de oliva. A continuación, añadimos la cebolla a trozos y le echamos una pizca de sal.

4- Pasados unos 6-7 minutos, añadimos los espárragos y vamos removiendo durante unos 20-25 minutos o hasta que veamos que están la cebolla y los espárragos blanditos y ligeramente dorados.

5- 1 minuto antes de acabar, rallamos una patata, la echamos en la sartén y dejamos que se vaya acabando de cocer. Reservamos

6- Batimos los huevos en un bol y le añadimos la mezcla anterior de cebolla y espárragos

7- En una sartén limpia, ponemos un chorrito de aceite de oliva y echamos la mezcla con los huevos

8- La dejamos hacer unos 3 minutos por cada lado hasta que cuaje completamente el huevo, ayudándonos de un plato para girar la tortilla

9- Una vez cuajada y doradita, ya estará lista para consumir! Buen provecho!!

Pastisseria Barcelona

Después de algo más de 1 mes de ausencia, vuelvo con ucha motivación e intención de retomar los artículos del blog y hacerlo de forma más frecuente!

Empiezo de nuevo hoy con un artículo dedicado a la Pastisseria Barcelona, cuyo pastel la Rosa dels Vents, tuve ocasión de degustar el pasado Sábado.

La Pastisseria Barcelona, situada en el barrio del Eixample de la Ciudad Condal, alberga el taller y tienda del jovencísimo Josep Maria Rodriguez Guerola, que en 2011 ganó por primera vez para España, la Copa del Mundo de Pastelería.

pastisseria barcelona

Fuente imagen

El logo de la pastelería es una delicada cereza, símbolo de cómo Josep Maria cuida hasta el detalle sus trabajos más creativos como los postres clásicos, a los que no quiere renunciar.

Entre otros, se ha formado junto a Paco Pérez, Paco Torreblanca o Oriol Balaguer, pasando por las escuelas de Hofmann y unas prácticas en Zuberoa

Fue durante su etapa en la pastelería Dolç, en Sant Cugat, donde junto a otros 2 compañeros, se animaron a participar al campeonato mundial de dulces, que ganaron en 2011 gracias al pastel La Rosa dels Vents.

El pastel está formado por un crujiente de nuez de Pecán caramelizada, galleta de chocolate, bizcocho de Sacher de nuez de pecán, cremoso de chocolate del 70% con vainilla, compota de fruta de la pasión, mango y lima, y mousse cremoso de chocolate al 70%.

la rosa dels vents

Fuente imagen

¿Qué os parece? No tiene mala pinta? Pues bien, esto no es nada comparado con la experiencia de tenerlo delante y irlo degustando poco a poco :-)

Es evidente que el pastel La Rosa dels Vents es el producto estrella de la Pastisseria Barcelona, aun así, no dejéis de probar las míticas cerezas elaboradas a base de yogur, compota y mousse ligera de cereza con una base crujiente de galleta, almendra y chocolate… Ñam!!!

Para los curiosos, aquí tenéis la dirección de la pastelería, en la que podréis degustar todas las maravillas creadas por este jovencísimo pastelero:

La Pastisseria Barcelona
Calle Aragó 228
Barcelona
93 451 84 01