Remedios caseros para bajar de peso

El mundo moderno ha traído grandes cambios en la vida de todos nosotros. Ahora encontramos más facilidades en las tareas diarias como lavar la ropa y asearnos; los viajes al trabajo y el estudio dejaron de estar limitados a unas cuantas calles en la misma ciudad; las comunicaciones entre personas han pasado de cartas que tomaban semanas –incluso meses– para llegar hasta el destinatario, a la inmediatez de los correos electrónicos, mensajes de texto y llamadas desde teléfonos celulares. Sin embargo, algunas preguntas quedan en el aire: ¿Qué tipo de consecuencias ha traído el progreso? ¿Hay alternativas diferentes a las propuestas? Veamos con más detenimiento estas preguntas.

El avance de la modernidad trae cosas positivas y algunas negativas. De las positivas ya hemos oído suficiente, sin embargo, se trata muy poco sobre el impacto negativo que viene de la mano del progreso humano. Una de estas consecuencias negativas más populares es, sin lugar a dudas, el sobrepeso. Algo que padecen por igual tanto hombres y mujeres y que no hace distinción de raza, edad ni país. En muchos lugares se han empezado a implementar soluciones que son propuestas por la ciencia tradicional. Esta ciencia que todo lo mide, todo lo cuantifica, todo lo evalúa y al final nos da una pastilla para resolver nuestros problemas. Ahora bien, para muchas personas esta manera de abordar los problemas sencillamente o no los convence, o simplemente no les interesa. ¿A qué opciones pueden recurrir? Pues bien, muchos han encontrado una solución en los remedios caseros para bajar de peso. Es cierto que muchas personas piensan que estos remedios son poco efectivos y que pueden resultar en el mejor de los casos una pérdida de tiempo; y en el peor, perjudicial para la salud.

Los defensores de los remedios caseros para bajar de peso argumentan varias buenas razones para justificar su uso. La primera es que en su mayoría son alternativas principalmente compuestas por ingredientes naturales. Muchos de estos remedios son preparados recurriendo a hojas de diferentes árboles, flores y vegetales. También está presente en abundantes cantidades el agua y las esencias. Esto significa que en la preparación de los remedios caseros para bajar de peso no se contamina nuestro ecosistema, todo lo contrario, es la manera más amable con el ambiente para bajar de peso. Otro argumento a favor de las soluciones caseras es que no son costosas. A diferencia de la mayoría de alternativas para bajar de peso, remedios caseros para bajar de peso están al alcance del bolsillo de casi cualquier persona. Esto es un gran alivio en el caso de los habitantes de zonas pobres que padecen de obesidad pero no tienen los recursos económicos para poder iniciar una alternativa que les ayude a llegar a su peso ideal. Tal vez pensemos que bajar de peso sólo se trata de dejar de comer, pero esto no es así. Hay costos asociados como una mejor alimentación, implementar una rutina de ejercicio, y en algunos casos cirugías que no cubren los seguros médicos.

Share and Enjoy:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *